A tener en cuenta esto antes de exponerse al sol

Vida Sana 19 de septiembre de 2018
Con el objetivo de contribuir a que la población adopte una actitud responsable durante su exposición al sol, el servicio de Dermatología del Hospital Avellaneda, brinda una serie de recomendaciones para cuidar la salud.
28

En este sentido la jefa del servicio de Dermatología del efector, Silvia Molina, explicó que lo principal es explicarle a los pacientes el ABC de los lunares: “Es importante que las personas observen sus lunares, tamaño, aspecto, bordes y color. Algunas de las anomalías pueden ser el cambio de tamaño o color, de manera repentina”, sostuvo la profesional, a la vez que indicó que lo primordial es tener en cuenta las modificaciones morfológicas que sufren los lunares más que la sintomatología.

En la oportunidad, Molina contó que se incrementó el diagnóstico de cáncer de piel: “Gracias a la concientización que tiene la población, sobre los riesgos de exponerse al sol sin la protección adecuada, cada vez son más las consultas y las detecciones tempranas”.

Por otro lado, Adriana Liato de Nogalo, médica del servicio, destacó que la prevención es lo que se debe enseñar. “Debemos cuidarnos durante todo el año, no solo en la época de verano, es por eso que el paciente debe conocerse y siempre hacerse un auto examen, observarse las palmas, plantas y las distintas partes del cuerpo para saber cuándo haya alguna anomalía”. Además, recomendó no utilizar las camas solares por los daños que ocasionan a largo plazo. “Es importante tomar sol en horario y con protección solar. Lograr que la piel tenga una pigmentación pero con mucho cuidado para no tener consecuencias. Ahora tenemos muchas opciones sanas para elegir broncearnos”.

Ante cualquier consulta el servicio de Dermatología del Hospital Avellaneda atiende durante la mañana de 7:30 a 12:30 horas y a la tarde desde 14:30 a 17:30 horas con turnos programados y por demanda espontánea. Además se pueden gestionar por el 0800-4444-999 Salud Escucha.
Recomendaciones

En épocas de altas temperaturas es importante adoptar ciertas medidas para evitar el golpe de calor, quemaduras, deshidratación y otros problemas de salud. La exposición excesiva al sol puede producir envejecimiento de la piel, cataratas y cáncer de piel. Por eso:

-Evitar la exposición entre las 10 y las 16 horas y permanecer en espacios ventilados.
-Usar protector solar con factor de 30 o más, renovarlo cada dos horas y después de salir del agua.
-Evitar por completo la exposición al sol de los niños menores de 1 año. Los mayores de esa edad pueden estar al sol sólo en horarios permitidos y con la protección necesaria.
-Usar ropas claras, anteojos de sol y sombrero.
-Si se realiza actividad física, hacerlo en las horas de menos calor, usar ropa holgada, liviana, de colores claros. Llevar siempre una botella de agua para mantenerte hidratado. No esperar a tener sed. Tomar abundante agua antes, durante y después del ejercicio.
Hay grupos que potencialmente pueden resultar más afectados: las mujeres embarazadas; los bebés y niños pequeños; las personas mayores de 65 años; y quienes padecen enfermedades crónicas como, por ejemplo, afecciones respiratorias o cardíacas, hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes.